miércoles, 26 de noviembre de 2008

LA VUELTA AL MUNDO

LA VUELTA AL MUNDO

¿Quién no ha soñado alguna vez con dar la vuelta al mundo? Puede que haya gente a quien esta idea no le haya pasado jamás por la cabeza, pero tengo la sensación de que es una pensamiento bastante recurrente entre los seres humanos.

Viajar, viajar, viajar. Sólo mencionar esta palabra casi nos obliga a suspirar, a respirar profundo, a mirar al horizonte y plantearse escapar de lo cotidiano, que por lógica casi siempre es más aburrido y tedioso.

También queremos ponernos a prueba. Comprobar si somos lo suficientemente fuertes como para resistir una aventura de ese calibre, pues la vida cotidiana se ha convertido para muchos de nosotros en actos sin riesgo ni aventura.

Algunos incluso, intuyen que abandonar su realidad les hará crecer. Mirar el mundo con mucha más sabiduría en la mirada. Siempre se ha dicho que el que viaja, deja algo de sí mismo en el camino. Y otros dicen que lo importante es el viaje en sí mismo, más allá del punto de llegada.

Algunos sienten que se ahogan dentro de sus vidas, dentro de sus cuerpos, y piensan que encontrarán eso que buscan y que no saben qué es, pero que no vislumbran al alcance de la mano. Por tanto, suponen que ese algo, lo encontrarán en algún lugar remoto de este mundo.

Las personas, cuando ven que uno a uno van muriendo sus sueños, sienten la necesidad de darle la oportunidad de seguir viviendo, aunque para ello, sea necesario reunir dinero y fuerzas para alejarse de las costas que nos vieron nacer.

Por otra parte, con la globalización, el mundo se nos va haciendo cada vez más pequeño. Hoy cualquiera de nosotros puede tener amigos en cualquier rincón del mundo, sin haber salido nunca de casa. Hace unos años, tener amigos en los cinco continentes, era toda una proeza. Imagínense a una persona que hace 30 años dijera: “Yo tengo amigos en los cinco continentes”. Los demás lo mirarían con asombro. Hoy no, cualquiera de nosotros podemos tener fácilmente amigos en cualquier país del mundo, gracias a este instrumento maravilloso que es la Internet.

Les digo todo esto, porque hace poco navegando por la red, me encontré una página web que habla de este tema. Su nombre es LA VUELTA AL MUNDO. NET. Allí leí con asombro que hay mucho interés por este tema de viajar a lo grande. Los viajeros cuentan sus experiencias y aconsejan a los demás para ayudarlos en sus viajes o en sus proyectos de viaje. No faltan tampoco, consejos para asumir el duro proceso de la vuelta a casa, a la rutina, a la vida cotidiana lejos de la libertad que dan los viajes.


También los hay que contactan para irse de viaje juntos. Así que si usted es de esos que ha pensado en darle la vuelta al mundo, o de realizar un viaje al otro extremo del mundo, no deje de visitar este sitio, pues a lo mejor encuentra consejos de primera mano, y tal vez hasta buena compañía.

TADEO

4 comentarios:

PaCiTa dijo...

hola tadeo, bueno, dar la vuelta al mundo son palabras mayores, además que depende a la altura que quieras dar la vuelta, digo uno se imagina siempre siguiendo por el ecuador, pero puede ser un cualquier sentido.

Interesante la pagina que mencionas, luego la visitare ... siempre puede ser util jejeej

pero tienes razon, creo que es importante viajar, mas por el viaje en si, que por los lugares, a mi me gusta viajar sola ...
lo fome, es lo del dinero ... pero bueno, creo que vale la pena.

Un abrazo

naná dijo...

Sí, yo creo que todos los que tenemos conciencia de que hay otros lugares y culturas diferentes y que todos somos de la misma especie, hemos tenido, o mejor dicho, tenemos el deseo de conocer, de viajar por todo el mundo; yo desde chiquita jugaba a que me iba de viaje y dejaba volar mi imaginación, más tarde lo pensé en hacer y escribir todas mis experiencias en un libro; y bueno, todavía lo sigo soñando.
Un beso.
naná

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Pacita:
Curiosamente yo no he sido una persona obsesionada por los viajes, sin embargo, ironías del destino, mi vida se convirtió en un viaje, sin yo pretenderlo.
Muchas gracias por pasar y comentar. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Naná:
Yo también he soñado mucho con los viajes. Hay sitios que están en mi mente y que quisiera visitar, como la ciudad de Teotihuacán, en México, o Machu Pichu, El Cusco, o las cataratas de Iguasú, o las del Niágara, o la plaza Roja de Moscú, o el coliseo romano, o la fontana de trevi, o Time Square, o el Parque Central de Nueva York, la estatua de la libertad, las ruinas griegas, las pirámides de Egipto, etc, pero no lo sé, creo que me quedaré con los deseos, jejeje. Besitos:
Tadeo