lunes, 23 de abril de 2007

¿SERÁ QUE SERÉ CULÉ?


He llegado a la triste conclusión de que el resultado de los partidos de Primera División de la liga española de fútbol, consiguen influir sobre mi carácter. Y lo más curioso es que acabo de descubrir ciertas preferencias por determinados equipos. Hace ya algún tiempo que noto que me entristecen las derrotas del Barcelona, y que sus victorias me producen alegría.

Al llegar a este país, veía los partidos sin importarme demasiado quiénes se dejaban la piel en el terreno de juego. Lo mío era disfrutar del espectáculo y punto. Procuraba no perderme los partidos de los grandes equipos, como el Valencia, el Real Madrid, aquel Deportivo de la Coruña de Makay y Valerón, etc. `

Pero he ido notando poco a poco, que me he ido contagiando con el modo de jugar del Barcelona. Luego, la llegada de Ronaldiño a ese equipo con su juego bonito y espectacular, la incorporación de Leo Messi, entre otros, ha hecho que empiece a sentir predilección por este equipo.

Este mismo fin de semana, en que el Barça ha perdido, noto que me he empezado a sentir algo tristón desde el momento en punto en que supe la noticia. No fue tan malo porque Rafa Nadal le ganó a Federer, y por lo menos, ha hecho de este fin de semana, un fin de semana agridulce. No quiero ni contarles lo que me pasa cuando pierden Barça y Nadal.

No lo sé, a lo mejor debería hacerme fans de Fernando Alonso, que ese es uno que gana casi siempre, pero la verdad es que la fórmula 1 no termina de engancharme.

En fin, todo parece indicar que me tocará seguir sufriendo hasta el final de la liga, esta liga que sospecho, terminará escapándosele al Barcelona, a pesar de esos goles de leyenda de Leo Messi y de esas genialidades, ya no tan seguidas como antes, de Ronaldiño Gaucho.

¿Me estaré volviendo culé?


TADEO

2 comentarios:

belita dijo...

Piensalo dos veces... Vas a sufrir y mucho. Cada año, cada liga, cada partido...

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Belita:

La verdad es que estas cosas ocurren sin que uno lo quiera. Ya sé que se sufre, por eso me preocupa. Un placer tener tu comentario en mi espacio. Besitos:
Tadeo